Dia 10 – Nepal (Banjong): Trekking

Cuando bajamos a la recepcion nuestro guia Dodi nos estaba esperando. Desayunamos en el hotel y fuimos en taxi hasta el punto de partida de la ruta, 5 horas en total hasta el poblado donde ibamos a pasar la noche. Comenzamos a caminar y el terreno era bastante empedrado e inclinado, el cielo estaba despejado y cuanto mas subiamos mas facil era ver el Annapurna, la vista de los picos desde ese punto era impresionante.

Paramos para hacer una pausa y le pregunte al guia sobre Inaki, el espanol que murio hace dos anos subiendo uno de los picos del Annapurna. Me dijo que el estaba en el campamento base cuando ocurrio la trajedia, que era un grupo de 15 personas a las que Inaki lideraba. Tambien me hablo de 3 japoneses y un sherpa que perdieron la vida hace dos meses en otra de las montanas de la zona.

Continuamos caminando y le hice una pregunta que hubiera sido mejor hacerla a la vuelta, Que animales habitan por aqui? Osos, leopardos, ciervos… casi nada vamos. Llegamos a un poblado donde almorzamos, lo hicimos desde la azotea desde donde habia unas vistas maravillosas. Cuando terminamos y proseguimos la marcha, empezamos a subir unas escaleras de piedra hechas a mano, habian colocado una a una todas esas piedras formando una kilometrica escalera, tenia mas peldanos que la catedral de Colonia.

El tiempo estimado eran 5 horas pero ibamos a buen ritmo, tanto que la hicimos en 4 horas y cuarto. El guia nos indico el lugar donde ibamos a pasar la noche, estaba a escasos metros y eran 4 casas en las que vivian un total de 10 personas, el resto de habitaciones eran para turistas. Dejamos las cosas en la habitacion, construida de barro pero muy limpia, mucho mas que algunos sitios donde nos habiamos quedado. Fuimos al porche principal para ver si nos servian un te bien caliente. Ahi conocimos a Lisa, una mujer austriaca que trabajaba como voluntaria en una ONG dedicada a ensenar a mujeres para que sean guias de trekking. Al parecer hay mucha demanda de mujeres que prefieren tener como guia a otra mujer, ya que se dice de algunas que han tenido problemas con guias masculinos.

Tomamos el te mientras charlabamos y subimos un camino hasta un punto donde se veia el atardecer, el color de las montanas fue cambiando hasta que tornaron completamente rosa. La cena estaba lista y asi nos lo indicaron, entramos al salon pues hacia frio y sobre la mesa habia 3 bandejas de Dalbhat. Esa noche no cene mucho, la verdad es que esa comida tipica nepali no me gustaba nada, se componia de arroz, unas amargas espinacas, coles con patatas y una sopa de lentejas.

Cuando salimos camino de la habitacion, me sorprendio la cantidad de estrellas sobre el oscuro cielo, estaban tan cerca que parecia que podia tocarlas, y a pesar del frio me quede un rato a contemplarlas. Eran tan solo las 8 y media de la tarde y ya estabamos metidos en la cama, aunque teniamos que levantarnos a las 5 de la manana para ver la puesta del sol no tenia sueno. Sin quererlo empece a pensar, en como estaria Goliat pues le echaba de menos, en todo lo pasado durante el 2010 y en donde estaba ahora. Fue entonces cuando pase pagina y empece un nuevo capitulo: AÑO 2011.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top