III CARRERA POPULAR NOCTURNA CORAZON DE LOS ALCORES

cartelviso2 El Ayuntamiento de El Viso del Alcor ha organizado para este viernes día 17 de septiembre, dentro de las Fiestas Patronales, la III Carrera Popular Nocturna Corazón de los Alcores que transcurrirá por un circuito urbano de cuatro kilómetros al que se darán dos vueltas. En total 8Km de carrera la cual será mi próximo reto completar.

He estado entrenando esta semana para tantear un poco por donde andan mis tiempo y las sensaciones son buenas. En una distancia de 6Km he tardado 22 minutos y 10 segundos, lo cual si consigo aguantar el ritmo 2 kilómetros más el resultado puede ser bueno. Me hubiera gustado preparar esta carrera con más tiempo pero el tiempo no es que me sobre y bueno, habrá otras tantas más, así que de momento es lo que hay.

Espero poder superar este reto y hacerlo en el mejor tiempo posible 😉

Crónica Travesía a nado de Torremolinos

Ya lo predecía el tiempo, “No te lo voy a poner fácil” me decía. Cuando bajamos del coche empezó a lloviznar, el cielo estaba cubierto por una espesa nube que no parecía que fuese a desaparecer. Recogida de dorsales 15 minutos antes de empezar y los primeros nervios recorren mi cuerpo. travesia6 Nos pintan el número en pierna y brazo, y los voluntarios aprovechan para dibujar caricaturas en los cuerpos de los nadadores más jóvenes. El ambiente es bueno y eso me relaja.

Nos dirigimos a la zona de salida, y ahí concentradas, más de 400 personas dispuestas a tirarse al agua para completar la travesía. Hay de todo, triatletas, nadadores, aficionados… pero todos tienen una cosa en común: saben nadar bien.

Justo antes de la salida Manolo me mira y me dice: “No corras en la salida, ve tranquilo y busca tu hueco”, y yo pienso: “¿Cómo no voy a correr con la gente que tengo detrás?. Suena la bocina anunciando el comienzo de la carrera, todo el mundo corriendo hacia el agua y ahí voy yo, dispuesto a disputar mi primera travesía.
travesia0
Las olas rompían en la orilla y complicaba la entrada, aprovecho un claro y me tiro de cabeza. Pfffff, sensación extraña, nunca había nadado con tanta gente alrededor, me agobio. Era como si estuviese en el mismísimo Desembarco de Normandía, brazos y piernas por todos lados que golpeaban mi cuerpo mientras intentaba hacerme el hueco que me había dicho Manolo. Respiraba y lo veía nadando a mi lado. Bajo el agua turbia la imagen era como una película de terror, extremidades agitándose cubrían mi visión.
travesia1 Nado rápido para llegar a la primer boya, pero una vez ahí, más de lo mismo, golpes, multitud de gente y sensación de agobio. Una vez giro y encaro el tramo largo la cosa cambia, la gente se dispersa y empieza mi carrera. Ya más tranquilo, intento orientarme, las olas dificultan la tarea pero diviso la segunda boya y me dirijo hacia ella. Todo transcurre normal y nado hacia la tercera, la última antes de virar para salir a la orilla.

La gente empieza a apretar, levanto la cabeza, en la orilla veo el arco verde que indica la llegada y gente que corre por la orilla hacía ella. Varios nadadores me pasan con suma facilidad y acuso mi falta de técnica. Una vez en la orilla veo una cara conocida, Agu!!!

travesia4Después del avituallamiento me reúno con Manolo y con Oscar, comentamos la travesía mientras sigue llegando gente. Que grande es ver a personas mayoras y otras a las que le falta una extremidad salir del agua para cruzar la línea de meta. Que mérito tiene completar una travesía así en esas condiciones con lo que cuesta, y así lo reconoce el público con aplausos. 

Cuando cuelgan las listas me acerco y veo mi tiempo:

25 minutos con 10 segundos.
182 en la clasificación general.
52 en mi categoría.

2 puestos fuera de conseguir la camiseta y superar así mi reto :-(  lo que me hace seguir entrando para conseguirla el año que viene 🙂

Allá voy: Travesía a nado ciudad de Torremolinos

402_cartelDespués de un verano de boya en boya y tiro porque me toca, que mejor forma de terminarlo que haciendo una travesía para ver un poco como es eso de competir. Aunque yo por el momento eso de competir en natación ni me lo planteo pero veremos a ver que pasa cuando me enchufe el gorro y las gafas y la gente empiece a darme palos en la salida.

El recorrido será unos 1.300 m. aproximadamente. La Salida tendrá lugar a las 18.00 h. en el tramo de arena que hay delante del Chiringuito “La Coquina”. La meta al otro lado de la Roca, en la playa del Bajondillo a la altura del Chiringuito “Banana’s Beach”.

Si veis a un tío dirección Melilla es posible que sea yo, porque eso de orientarme en mar abierto no es que lo lleve muy bien del todo, pero bueno, no será el barco escoba el que me lleve al otro lado eso os lo aseguro. Ahhhh, mi reto en esta prueba es conseguir una de las camisetas que le dan a los 180 primeros… Hay más de 400 personas inscritas, así que a ver que tal. De momento lo que tengo asegurado es un gorro con el dorsal ;) 

Mi primer reto conseguido ;)

Pfffff, que bien me ha sentado conseguir mi primer reto desde que empecé con esto del blog. Llevaba ya varios días queriendo coger la bici para empezar a prepararme mi segundo reto que os anunciaré en breve. Bueno, pues gracias a mi amigo Manolo he podido conseguir este, que era coger una bicicleta de carretera por primera vez en mi vida e ir a Nerja desde mi casa y volver si bajarme de ella.

IMG_7184Pues eso, salgo to preparao, pulsómetro, música, cuentakilómetro, cámaras de repuesto, botellines de agua…. espera, los botellines de agua, bien, me los dejo en casa de Manolo, solución: dos botellas pequeñas de agua marca la Fuensanta (como mi abuela) metías en los bolsillos traseros del maillot. Bueno, hasta ahí vale, salimos… espera, los pedales, estos pedales como se encajan, pues digo yo que será como los esquís que metes la punta y luego aprietas el talón, premio! A ver si puedo salir ya, vale, ahora sí. Encaro la cuesta y palante. Miro y veo que el cuentakilómetro no funciona bien, ni la velocidad ni la distancia pero no me preocupa, ni siquiera se cuantos kilómetros me separan de Nerja. Empiezo a rodar y bien, la bici va perfect y la brisa del mar en la cara me refresca, me pregunto si esa brisa/viento que ahora me refresca no me dará de cara a la vuelta… bueno, prefiero no preocuparme por eso ahora que no llevo ni un kilómetro. Sigo, y paso Benajarafe, justo al final del pueblo son los 5 kilómetros que marqué el otro día para entrenar la carrera a pie.

Ahora hay una recta hasta Valle-Niza con un repecho y bajo hasta Torre del Mar, todo recto prácticamente. Me adentro en el pueblo, voy bien, no estoy cansado y casi no he bebido agua, prefiero reservarme para cuando la necesite, no se cuanto me queda para llegar. La cosa es que tampoco había carteles que te dijeran cuanto quedaba, pero después de ver cuanto he hecho creo que ha sido mejor así.

Paso Torre del Mar, me cruzo con mucha gente en bici que me saludan, yo les saludo por educación, pero es mi primer día así que no me conocéis. Ahora un par de pueblos pequeños y luego Torrox, si, ya veo el Faro, inconfundible por las veces que he veraneado con mis padres ahí cuando era pequeño y la alegría que me llevaba cuando lo veía símbolo de que habíamos llegado después de más de 3 horas de viaje en aquel entonces.
Ver mapa más grande

Torrox lo paso pronto, aceleró porque me había puesto como meta dedicar una hora para la ida e intentar llegar a Nerja, me quedaban escasamente 15 minutos y quedaba un trecho. Más ciclistas con los que me cruzo, y ahora toca subida, no recordaba esa parte, claro que de pequeño iba en coche. Pues ya veo el pueblo y me quedan 5 minutos, me da que ni de coña llego. Me levanto, agacho la cabeza y a saco, estiro las patas lo mas que puedo y no paro, miro el reloj y marca 59 minutos… y cuando creo que no me daba tiempo veo el cartel de Nerja, paso y miro el reloj: 59 minutos 57 segundos, jajaja, ni de coña, no me lo podría creer, levanto los brazos como si hubiera ganado la guerra, la banda sonora de Troya en mi mp3 y yo saludando al publico mientras hago la rotonda que me lleva de nuevo a casa.

Aquello que pensé al principio de la brisa que me daba en la cara, pues si, ahora venía de frente, y después de una hora ya no era lo mismo, me costaría el doble. Para evitar tentaciones de coger el Portillo no me llevé dinero, jajaja, así tenía que volver en bici si o si, y sobre todo no bajarme de ella. El resto del camino más de lo mismo sentido inverso, me cruzo con ciclistas, adelanto a otros y hacia Chilches.

Resultado total
Distancia recorrida: 63,4 Kilómetros.
Duración: 2 horas 9 minutos y 49 segundos.
Pulsaciones medias por minuto: 161
Kcal Totales quemadas: 2091.

Angel o Diablo

angel _demonio Hoy he visto un Angel vestido de rojo. Pero si el rojo es el color del Diablo, ¿como puede este poseer tanta belleza? Por otra parte lo comprendo, porque el rojo es el color de la tentación, y ¿como no verse tentado por algo así? Bueno, no siempre fue Diablo, antes fue un Angel que se hizo malvado. Adopta varias formas y podría haberse metido en el cuerpo de un Angel.

Estoy confuso…

Este ser dice que ama,¿ acaso puede el Diablo amar con la bondad que lo hace un Angel? Yo pienso que es un Angel, porque cuando lo miras a los ojos ves inocencia, transparencia y pureza, y luego esa sonrisa… Una sonrisa que no se olvida, que piensas en ella y te alegra el día.

Un Angel te cuida, te protege y te ama, por eso quiero pensar que es un Angel, porque es bonito acostarse y saber que te quiere.

Sonrisas de Bombay

Cubierta Sonrisas de bombayFoto22_MG_5873

Hace unos días cayó en mis manos una historia escrita por alguien con quien me siento muy identificado. Jaume Sanllorente, un joven periodista de Barcelona que lo dejó todo para crear una ONG en Bombay después de quedar impactado tras su primer viaje a la India.

La forma de describir sus experiencias, la crudeza de las situaciones, sus logros alcanzados y la generosidad mutua entre Jaume y el pueblo indio hacen de este libro sea de obligada lectura. Yo he tardado un par de tardes en hacerlo y he tenido que parar en alguna ocasión porque hay situaciones en las que no se pueden reprimir las lágrimas.

Su forma de narrarlo hace que te traslades a la India y te pongas en la piel del autor, no siendo posible quedarse impasible ante los hechos descritos.

Sonrisas de Bombay es un ejemplo de lo que una persona es capaz de hacer a cambio de la sonrisa de un niño y el bienestar de las personas.

Recomiendo este libro a todo el mundo y muestro mi más sincera admiración a Jaume deseando que su proyecto siga cosechando muchos éxitos.

Querida Mamá

Hoy hace 10 años de tu muerte y me vuelvo a encontrar como entonces perdido y sin un rumbo fijo en mi vida. Muchas son las cosas que han pasado en este tiempo y muchas las experiencias que he vivido, unas buenas y otras malas. Son tantas que parece haber pasado un siglo desde que sostuve tu mano por última vez la peor noche de mi vida.

Recuerdo que me desperté al día siguiente como si de un sueño se tratase y esperé a que volvieras del trabajo, y esperé… y no llegabas, y esperé… y anocheció. De nuevo me desperté con un vacio indescriptible en mi interior y sin saber que hacer ni por donde empezar. Tenía 20 años, acababa de terminar mi primer año en la universidad y no tenía trabajo. Entonces algo me empujó, una fuerza que emanó de mi interior y que me decía que tenía que salir, buscar un trabajo. Lo hice por ti, por mi hermano y lo encontré.

Era perfecto, un trabajo donde conocí a mucha gente y que me impulso a viajar, a conocer mundo. Siempre estabas en mi cabeza, no me olvidaba ni un minuto de ti, pero ese trabajo cambió mi vida. Era como si el destino me hubiera tendido la mano tras una noche de tormenta para rescatarme cuando estaba a punto de hundirme y sucumbir ante lo más fácil que hubiera sido renunciar.

Siempre lo he dicho, no son coincidencias, todo pasa por algo, como aquella vez que fui a Suecia y acabé en Tailandia viviendo la mejor experiencia de mi vida. Pienso que el guión de nuestras vidas ya esta escrito y por eso nunca dejo de hacer aquello que me gusta por miedo a que me pase algo. Si tiene que pasar pasará. Por eso se que todo lo que me esta pasando este año es por algo, sino ¿para qué me está poniendo a prueba el destino? ¿por que ha destruido la vida que tanto me gustaba dejándome de nuevo al principio del camino? ¿qué es lo que me tiene reservado? No sé si tienes respuesta para eso, yo de momento no la tengo, aunque poco a poco se vislumbra un atisbo de esperanza.

Como ves estos 10 años de mi vida han sido como una gráfica llena de altibajos, de alegrías y decepciones, de éxitos y fracasos, de amor y desengaño, pero siempre he tenido presente un principio fundamental que nunca he quebrantado, el respeto a los demás. Todos los días cuando me levanto intento ser mejor persona, porque me criaste así, y porque sé que así te sentirás orgullosa de mí.

Tranquila mamá, sabes que soy fuerte y no me rendiré, que cuando me ves mal pienso en ti y me recupero, que eres lo que me empuja a seguir buscando la felicidad absoluta. Estoy seguro de que existe.

Ha muerto mi burra

Hoy me han dado una muy mala noticia que ha puesto la nota amarga a lo que podía haber sido un día de esos que deseo tener de vuelta. Me han dicho que mi burra estaba para tirarla, vamos, que me salía como comprar una nueva 🙁

moto 
Se me ha partido el alma cuando he llegado y la he visto sobre la grúa, como si de un coche fúnebre se tratará, esperando a que le diera el último adiós. Atrás han quedado esos días que hemos compartido compañera, aquellos días en los que me guiaste por las curvas de la felicidad, los que me llevaste por la senda correcta en noches de tormenta, aquellos en los que secaste mis lagrimas cuando caían sobre tu depósito  y sobre todo las puestas de sol que compartiste conmigo desde el mirador. Han sido muchos los días que me has llevado a trabajar, y ahora duele bajar y no verte en el garaje, que llegue el fin de semana y no ir a limpiarte, no poder acelerar y sentir la brisa en mi cara… En fin, te echaré de menos, pero me quedo con las palabras de una buena amiga: “los cambios siempre son para mejor”

RIP my friend 😉

Café con Boyas

Ha sido mi desayuno de hoy… Me he levantado sin otra preocupación que ponerme el bañador y conducir hasta la playa para desayunar. Esto es bastante inusual en mí, ya que normalmente un jueves no paro, pero hoy era festivo… así que he aprovechado eso y un día increíble de sol que hemos tenido para hacer algo que desde hace tiempo no puedo dejar de hacer: nadar.

cafe Desde que lo vengo practicando me siento mucho mejor, no solo por mis dolores de espalda que antes eran bastante frecuentes sino porque al meterte en el agua y empezar a nadar sueltas todo el estrés y tu cuerpo queda en un estado de relax que cambia tu día por completo.

Esta mañana el plan ha sido, cafelito en la Galerna con su respectivo sandwich “Doma” y a por las Boyas, a jierroooooo!!! De la orilla a las boyas amarillas hay 200 metros si vais en línea recta y la misma distancia es la que separa una boya de otra. Por tanto es muy fácil hacer series si vais contando por boyas y cada vez podéis ir ampliando distancias.

Ahora mismo lo máximo que he hecho a mar abierto son 1800 metros seguidos, que se dice pronto, pero cuando ves que tienes que ir a la quinta boya no parece que esté tan cerca. De todas formas es un ejercicio excelente, eso sí, intentad ir acompañados por si os da un tirón o un chungo y estáis a medio camino, sobre todo si hay marea.

No ha sido un mal inicio de día para nada, la pena es que uno tenga que trabajar cada día y tenga que limitarse a ir a la piscina para nadar, sino sería algo que haría todos los días.

Día de lluvia

Hoy es uno de esos días que te levantas y deseas que llueva, quedarte junto a la ventana viendo el día nublado y el agua salpicando el cristal. Te pones los cascos y escuchas música para aislarte del mundo, alejando así los malos pensamientos y el vacío que habita en ti. Recapacitas sobre tu vida y te das cuenta de que falta más que tienes y que por mucho que luchas no consigues llenar ese vacío.

Hoy es un día en el que no debería brillar el sol, porque motivos no tienes para que lo haga. Cambiar el calor por un día gélido bajo el edredón y envuelto en pensamientos. Es un día en el que por más que piensas solo ves un futuro incierto lleno de dudas que invaden tu interior y te hacen recapacitar. La música que sigues escuchando no te evade de todo eso porque es fuerte, es fuerte hasta el punto en el que deseas tirar los casos y echar a correr, lejos, hasta que te falte el aliento y un dolor en el costado paralice tu cuerpo y entonces, allí donde estés mirar al horizonte y decir… ¿por qué correr cuando puedo luchar? ¿por qué estar triste cuando puedo ser feliz? ¿por qué no llenar ese vacío con cosas que me llenen de verdad? Y entonces vuelves a casa, te das una ducha, preparas café y ya estas listo para empezar tu día sin saber lo que depara.