Dia 11 – Nepal (Banjong): Amanecer desde el cielo

Nos despertamos a las 5 de la manana para ver amanecer, habia un mirador a una hora caminando desde el que se veian los picos y como el sol se iba reflejando en ellos. Mas que caminar habia que subir escaleras una vez mas, pues el camino era corto pero muy pendiente. Se hizo eterno, por mas que miraba hacia arriba solo veia escalones iluminados por mi linterna, estaba muy oscuro y hacia un frio horrible.

Solo pensaba en llegar, el guia me repetia una y otra vez “slowly, slowly” para que fuese mas lentamente pero costaba ir mas lento cuando veia todos esos escalones. Kike y Lisa tambien estaban cansados de subir pues no habiamos desayunado y cada cierto tiempo fuimos haciendo alguna pequena pausa. Cuando llegamos a la cima vi al fondo una torreta con un mirador en la parte superior, a mi derecha cubierto de arbustos habia un helipuerto, perfecto pense! podriamos haber subido en helicoptero…

Subimos al mirador y aun no habia salido el sol, estaba a punto de hacerlo pero ya se divisaban los picos pues las nubes se habian disipado. Junto a nosotros habian 3 tios y una chica que vivian en la torre del mirador, eran de la Union Sovietica decian y vivian ahi como primitivos, con mantas para cubrir sus cuerpos y sin zapatos, con el frio que hacia. Poco a poco fue llegando mas gente que se alojaba en el mismo poblado que nosotros, el sol empezaba a asomar por las nubes. Tal y como Dodi habia dicho las montanas iban adquieriendo un color rojizo y el efecto era espectacular, a 2500 metros de altitud era como ver el amanecer desde el cielo.

Tomamos algunas fotos antes de comenzar el descenso, frente al mirador habia una especie de cobertizos de piedra, Dodi nos conto que en uno de ellos estuvo un hombre durante 20 años sin comer ni beber, solo meditando, y despues se unto mantequilla por todo el cuerpo y se prendio fuego para quitarse la vida. Comence el descenso con la preocupacion de conseguir los billetes de avion que nos llevaran a Goa o Mumbai para poder coger el vuelo a Madrid. Era lunes y el vuelo seria para el sabado asi que no tenia mucho margen de tiempo.

Tardamos 5 horas en completar la bajada hasta el pueblo donde nos recogeria el taxi para llevarnos al hotel en Pokhara. Eran todo escaleras hacia abajo que recorrian las largas praderas, pasaban por poblados y solo las interrumpian los puentes colgantes que cruzaban el rio. Cuando llegamos al poblado nos paramos para almorzar, esos Chow-mein me sentaron de lujo, el taxi llego y poco mas tarde estabamos de nuevo en Pokhara.

Era nuestra ultima noche ahi, asi que nos duchamos y fuimos a cenar por todo lo grande, ya que la noche anterior no habia cenado mucho. Antes hicimos una parada en el ciber para sacar los billetes de avion, finalmente encontre algo que merecia la pena y que nos llevaria directamente a Goa desde Kathmandu sin tener que coger mas trenes ni autobuses. Este logro y el cansancio acumulado hicieron que esa noche durmiera a pierna suelta.

Dia 10 – Nepal (Banjong): Trekking

Cuando bajamos a la recepcion nuestro guia Dodi nos estaba esperando. Desayunamos en el hotel y fuimos en taxi hasta el punto de partida de la ruta, 5 horas en total hasta el poblado donde ibamos a pasar la noche. Comenzamos a caminar y el terreno era bastante empedrado e inclinado, el cielo estaba despejado y cuanto mas subiamos mas facil era ver el Annapurna, la vista de los picos desde ese punto era impresionante.

Paramos para hacer una pausa y le pregunte al guia sobre Inaki, el espanol que murio hace dos anos subiendo uno de los picos del Annapurna. Me dijo que el estaba en el campamento base cuando ocurrio la trajedia, que era un grupo de 15 personas a las que Inaki lideraba. Tambien me hablo de 3 japoneses y un sherpa que perdieron la vida hace dos meses en otra de las montanas de la zona.

Continuamos caminando y le hice una pregunta que hubiera sido mejor hacerla a la vuelta, Que animales habitan por aqui? Osos, leopardos, ciervos… casi nada vamos. Llegamos a un poblado donde almorzamos, lo hicimos desde la azotea desde donde habia unas vistas maravillosas. Cuando terminamos y proseguimos la marcha, empezamos a subir unas escaleras de piedra hechas a mano, habian colocado una a una todas esas piedras formando una kilometrica escalera, tenia mas peldanos que la catedral de Colonia.

El tiempo estimado eran 5 horas pero ibamos a buen ritmo, tanto que la hicimos en 4 horas y cuarto. El guia nos indico el lugar donde ibamos a pasar la noche, estaba a escasos metros y eran 4 casas en las que vivian un total de 10 personas, el resto de habitaciones eran para turistas. Dejamos las cosas en la habitacion, construida de barro pero muy limpia, mucho mas que algunos sitios donde nos habiamos quedado. Fuimos al porche principal para ver si nos servian un te bien caliente. Ahi conocimos a Lisa, una mujer austriaca que trabajaba como voluntaria en una ONG dedicada a ensenar a mujeres para que sean guias de trekking. Al parecer hay mucha demanda de mujeres que prefieren tener como guia a otra mujer, ya que se dice de algunas que han tenido problemas con guias masculinos.

Tomamos el te mientras charlabamos y subimos un camino hasta un punto donde se veia el atardecer, el color de las montanas fue cambiando hasta que tornaron completamente rosa. La cena estaba lista y asi nos lo indicaron, entramos al salon pues hacia frio y sobre la mesa habia 3 bandejas de Dalbhat. Esa noche no cene mucho, la verdad es que esa comida tipica nepali no me gustaba nada, se componia de arroz, unas amargas espinacas, coles con patatas y una sopa de lentejas.

Cuando salimos camino de la habitacion, me sorprendio la cantidad de estrellas sobre el oscuro cielo, estaban tan cerca que parecia que podia tocarlas, y a pesar del frio me quede un rato a contemplarlas. Eran tan solo las 8 y media de la tarde y ya estabamos metidos en la cama, aunque teniamos que levantarnos a las 5 de la manana para ver la puesta del sol no tenia sueno. Sin quererlo empece a pensar, en como estaria Goliat pues le echaba de menos, en todo lo pasado durante el 2010 y en donde estaba ahora. Fue entonces cuando pase pagina y empece un nuevo capitulo: AÑO 2011.

Dia 9 – Nepal (Pokhara): El templo

Habia parado de llover y de nuevo brillaba el sol, la vista desde la habitacion era espectacular, una quinta planta desde la que se divisaba el lago y las montanas, que mas podiamos pedir por 4 euros cada uno la noche.

Gente esperando para ir al temploCogimos la barca para ir al templo situado en mitad del lago, esta se encuentra en una especie de islita a poca distancia de Lakeside, de hecho pense en cruzar nadando pero al no saber los animales que podrian vivir ahi decidimos coger la barca. Habia mucha gente esperando y tuvimos que esperar un rato hasta que llego nuestro turno.

El templo era pequeno pero bonito, gente entraba y salia dejando su ofrenda y poniendose tika en la frente. Hicimos algunas fotos y regresamos a Pokhara, estuvimos en internet buscando el vuelo que nos lleve de Kathmandu a Mumbai para luego bajar hasta Goa pero me esta costando encontrar uno a un precio decente y tenemos que salir el sabado 8 de enero. Espero que podamos conseguirlo porque sino tendriamos que cruzar la frontera en autobus y luego calculo que dos dias completos en tren para cruzar toda la India hasta Goa.

Juan en LakesideMientras caminabamos por el paseo junto al lago nos encontramos a Imanol, estuvimos hablando sobre nuestras experiencias en la India y coincidiamos en muchos de los problemas que tuvimos, tl tb conocio a un Pepe que intento estafarle con un negocio de piedras preciosas, “un profesional, se gano mi confianza” decia, al parecer el tipo no era como los demas, no te abordaba sino que se ganaba la confianza mediante la conversacion, hablando de temas culturales, musicales o deportivos.

Estuvimos frente al lago tomando un te, disfrutando de la puesta de sol hasta que volvimos al hotel para ducharnos y salir a cenar.

Dia 8 – Nepal (Pokhara): New Year’s Eve

Frente al LagoEs aqui en Pokhara donde he empezado a relajarme y desconectar, despues de una semana en la India con tanto estres y viaje quedarse aqui unos dias ha sido una buena idea.

Nos levantamos a las 8 para cambiar de hotel, ibamos a pasar el resto de nuestros dias aqui en el hotel de Sunil, el chico al que le contratamos el paquete de actividades. Kike por la calle principalSunil pertenece a la casta de los brāhmanes (sacerdotes, maestros, academicos), con solo 26 años tiene dos hoteles y la carrera de medicina. Despues de desayunar y dejar las cosas salimos a pasear, el dia estaba nublado y llovia asi que decidimos aplazar la visita al templo al dia siguiente.

A pesar de la discontinua lluvia la gente ocupaba la calle principal donde se celebraba el 12th Festival callejero de Pokhara, el olor a comida impregnaba el ambiente, la musica sonaba muy alto y algunos espontaneos se arrancaban a bailar. A la hora de comer nos metimos en un restaurante de pasta, algo de comida conocida para relajar el estomago. Ahi nos encontramos a Imanol, un tio español que conocimos por la mañana en el hotel mientras hablaba con una señora de Mallorca sobre dos hermanos de Malaga que llegarian al hotel, “somos nosotros” les dije, y empezaron a reir.

Imanol estaba con otro chico y una chica de Madrid con los que habia hecho trekking, nos invitaron a sentarnos con ellos y aceptamos. Fuimos al hotel para descansar ya que habiamos quedado de nuevo con ellos a las 8 para celebrar el fin de año. Salimos un rato antes para tomar algo en la calle principal de Lakeside, cocketeles a 100 rupias nepalies (1 euro), tomamos un par de ellos y fuimos al punto de encuentro. Habia un billar y musica en vivo, y poco a poco empezaron a llegar. Festival callejero

Despues de jugar al billar y cenar algo fuimos a otro bar llamado Ibiza, creo que eramos los unicos turistas pero la musica estaba bien y unos nepalies nos hicieron sitio en su mesa.

5, 4, 3, 2, 1… Happy New Year!!! El fin de año aqui es el 14 de Abril pero todos venian y nos felicitaban a pesar de que no lo era para ellos.

*** Que le pido al 2011?
Que me trate mejor que el 2010, que la gente a la que quiero siga estando ahi porque yo lo estare siempre y que haya trabajo para todos. Creo que no pido demasiado…