Dia 13 – Nepal (Chitwan): No molestar a los cocodrilos

Nos levantamos a las 8 para el desayuno, teniamos un programa de actividades que nos ocuparia todo el dia y Baba iba a sar nuestro guia. Despues de presentarse salimos andando para hacer el Tour por el poblado, nos iba contando curiosidades de su gente, religion y antepasados. Su ingles era bastante bueno para no haber ido a la escuela, nos conto que aprendio en 2 anos preguntando a los turistas durante su estancia en Pokhara. Me parece increible como los ninos sin tener medios aprenden ingles para poder trabajar o sobrevivir, al pasar por algunas casas del poblado ninos que apenas debian hablar si idioma nos saludaban y preguntaban como estabamos.

Dimos un paseo bastante grande por el poblado, visitamos la zona donde cuidan a los elefantes y vimos como un veterinario curaba a uno de ellos, fue bastante desagradable por cierto. Pasamos por una parte del parque donde Baba nos mostro algunas de las 400 y pico especies de aves que habitan en Chitwan. Junto al rio, varios turistas se banaban con los elefantes y se subian encima, aprovechamos para sentarnos en las tumbonas y tomar algo. Baba nos conto que estuvo con una chica de casta superior durante 2 anos y que los hermanos de esta querian pegarle cuando lo descubrieron, al final tuvieron que dejarlo por la presion familiar y actualmente la chica esta casada con un hombre de su casta que tiene varias propiedades.

Despues de comer y la correspondiente siesta Baba nos condujo al rio para el paseo en canoa. Esta no parecia muy estable y solo de pensar lo que podia haber en el rio era mejor no moverse mucho. No tardamos mucho en ver al primer cocodrilo, estaba en la orilla tomando el sol y debia medir unos 2 metros. Impresionaba bastante, sobre todo desde una canoa tan estrecha y en la que no tendriamos nada que hacer si al bicho le diese por atacar. Al ver que no hacian nada si no se les molestaba nos tranquilizamos un poco y hasta el final del recorrido nos encontramos con 8 o 9.

La siguiente actividad era el paseo a pie por la jungla, habia leido que hacer en caso de encontrarte con uno de los peligrosos animales que viven en la jungla. En caso de toparte con un elefante salvaje la mejor opcion es correr lo mas rapido posible. Si un rinoceronte carga contra ti debes correr en zigzag y subirte a un arbol, nunca correr en linea recta pues alcanzan los 40km/h. A un tigre no se le puede dar la espalda, lo mejor si te encuentras con uno es mantener contacto visual y retroceder lentamente, nunca cerrar los ojos sino cargara contra ti sin dudarlo. El mas peligroso es el oso perezoso, no le gustan los humanos y a lo primero que atacan son los ojos, no puedes subirte a un arbol porque trepan mejor que nosotros y correr igual. Lo mejor en estos casos es mantenerse en grupo y levantar los brazos a la vez que se grita para intimidarlo.

Sabia la teoria y esperaba no tener que ponerla en practica pero ya que estaba ahi me gustaria encontrarme con un rinoceronte. Estuvimos caminando durante una hora, siguiendo rastros, Baba subia los arboles para ver si divisaba alguno pero nada. Ademas de jabalies, ciervos, monos y otros cocodrilos no conseguimos ver a ninguno de los peligrosos. Antes de regresar fuimos al centro donde crian a los elefantes, habia varios pequenitos y dos gemelos que jugateaban junto a su madre. Pasamos un buen dia en Chitwan, lleno de actividades y nuevas esperiencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *