Dia 6 – Nepal (Pokhara): Al fin la paz

Primera fase completada hasta la frontera en Sunauli, sin duda un viaje corto pero duro, el autobus estaba a tope y el espacio era reducido. Eso sumado a que nos levantamos a las 5 y media de la manana provocaba un dolor terrible en mi cuerpo.

Un vez llegamos a la frontera tuvimos que arreglar el papeleo para el visado de Nepal, puro tramite. El autobus salia a las 13:00h y nos dimos prisa porque si lo perdiamos tendriamos que esperar 4 horas para coger uno nocturno. Llegamos por los pelos pero lo alcanzamos, nos hicimos con los asientos de atras y las primeras dos horas las pase durmiendo. Cuando me desperte Kike no dormia, le pregunte que pasaba y dijo que el conductor nos iba a matar por como conducia, en la siguiente parada entro derrapando, una pasada.

Miraba el paisaje y ya diferia con respecto a la India, mas vegetacion y montanas se veian a lo lejos. No mucho mas tarde empezamos a subir, Como era posible que el autobus tardara 8 horas en cubrir una distancia de 234 kilometros? Esa era la respuesta, durante la subida no creo que pasaramos de 30 o 40 km/hora, y encima paraba mas que el tren de Campanillas. En el carril contrario, un autobus se habia averiado en la cuesta, su conductor se encontraba sentado en un cojin con el motor desarmado arreglandolo, me pregunto si lo conseguiria antes de que cayera la noche.

El viaje se hizo eterno, entraba gente y teniamos que ocupar solo un sitio, entonces las piernas dolian, y no podia estirarlas hasta que de nuevo los sitios de al lado se quedaban libres. Llegamos a Pokhara a eso de las 21:30h, todo el dia viajando espero que mereciera la pena, de momento la gente no se te acercaba tanto como en la India. Era de noche y no se veia mucho, pero parecia que al fin encontrariamos algo de paz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *