Locura

Pues el domingo me levante temprano como otros tantos días y bajé a desayunar. Al sacar al perro vi que el día era propio para salir en bici, estaba nublado, no hacía viento y tampoco calor. Me vestí, cogí la bici y salgo… una vez en la calle empiezo a calentar y poner el cuenta en marcha. Hasta donde voy hoy pensé…. bueno, voy a Torrox-Costa y esta tarde me pego una carrerita a pie.

Empiezo, comienzo bajando la cuesta que me lleva a la N-340 por la costa dirección Torre del Mar. Que gusto salir un día nublado y mirar al mar, ir junto al mar me relaja porque miro al fondo y solo veo el horizonte, sin obstáculos, tal y como debería ser todo pienso… Llego a Torre del Mar y atravieso el pueblo, la gente cruza para entrar en la iglesia, unos niños juegan en la plaza mientras sus padres conversan, típico domingo.

Me acerco a Torrox-Costa y mis piernas van frescas, cada vez sienta mejor esto de salir con la bici, cada vez noto menos el cansancio y el dolor del asiento, supongo que me voy acostumbrando. El trayecto hasta mi objetivo trascurrió rápido, escuchando música y sumido en pensamientos. Y por qué volver ahora? Por qué no seguir un poco más y pasar Nerja? Ya llegué a Nerja mi primer día, y ahora podría superarme, no se trata de eso? De ir superando poco a poco lo conseguido anteriormente?

Continuo hasta Nerja y paso Maro, recuerdo haber pasado con mi moto por estas carreteras, hay pendientes muy largas y pendientes. La más grande esta cerca y me preparo para la bajada, miro hacia delante y parece una montaña rusa. En el descenso alcanzo los 61Km/h y pienso, esto lo tendré que subir luego, jejeje. 

Llego a la Herradura y luego Salobreña, me vuelvo? Continuo, me como una de las barritas energéticas y me hidrato lo suficiente para poder continuar. Se me van acabando los pensamientos y música me queda para rato. Llevo casi dos horas y ya veo que se acerca el momento de dar la vuelta, me pongo como metas llegar a Almuñecar y una vez ahí volver a casa. Casi no me queda agua, el sol empieza a salir y la calor da sus primeros avisos. No sé que es lo que me hacía seguir, llegar un punto y continuar, si eran mis ganas de superarme o el hecho de estar lejos de mi hogar. El caso es que pase de Almuñecar, una vez ahí vi el momento de dar la vuelta, rellenar el botellín y hacerme una foto en el sitio al que llegué (Motril).

Foto-0025La vuelta empezó como terminó la ida, con la única diferencia de que ahora restaban los kilómetros para llegar a casa. Me fumo la segunda barrita energética y me quedo igual, estas barritas darán energía pero el hambre no me lo quitan. Empiezo a subir lo que antes había bajado y a bajar lo que antes había subido, y de repente ponienteeee!!! Se levanta viento a la altura de Almuñecar, Dios!!! No paso de 21Km/h, no puedo tirar más, el viento da de cara lo suficientemente como para notar el cansancio en mis piernas.

Las horas encima de la bici se notan y el viento las multiplican, tanto que en más de una subida me cuestiono el bajarme y abandonar, quedarme tumbado y esperar a que alguien me recoja. Ese pensamiento solo dura unos segundos hasta que cojo aire y continuo, aprieto las piernas y tiro, subo cuestas, las bajo y me recupero, y así hasta llegar a Nerja. La última pendiente que era la que más temía la corono y me enorgullezco al no haber tirado la toalla, el haber seguido y subido la última cuesta a pesar de llevar 5 horas en bici.

El resto del recorrido lo afronté como un trámite después de lo pasado, pensando en una hamburguesa de McDonals y un helado de Spaguetti.

Resultado total:

· Distancia recorrida: 150Km.
· Tiempo: 6 horas y 10 minutos.
· Velocidad media: 25Km/h.
· Media de pulsaciones: 142ppm.
· KCal quemadas: 5842.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *