Práctica 3: Deseos de Berlín

Después de opositar a policía nacional y no pasar las pruebas, Kai decidió presentarse a selectividad para matricularse en magisterio. Las opciones tampoco eran muchas, con un país sumido en una crisis que había destruido miles de hogares por los escasos puestos de trabajo, no le quedaba otra más que estudiar y seguir formándose.

3 meses más tarde Kai caminaba por Friedrichstrasse, absorto en sus pensamientos las luces navideñas que reflejaban en los cristales de los escaparates provocaban a su paso un efecto multicolor. Un hombre que salía de Starbucks con una bandeja repleta de café chocó contra él.

– “Entschuldigung” dijo Kai con su pobre pronunciación.

El hombre que a punto estuvo de tirar la bandeja apenas le miró y se dirigió hacia su mesa como si se hubiera topado con un fantasma. Continuar leyendo “Práctica 3: Deseos de Berlín”