Dia 7 – Nepal (Pokhara): Vida junto al lago

Hicimos cura de sueno y nos despertamos sobre las 11:30h, al salir del hotel mire a mi alrededor y pude ver las montanas, ahi estaba el Annapurna, un macizo de 55km de longitud con una altitud de 8091m, la decima cumbre mas alta de la Tierra. En Espana es recordada por ser la montana donde Inaki Ocho de Alza perdio la vida el 23 de mayo de 2008.

Ademas de las montanas Pokhara se encuentra junto a un bonito lago que hace de esta ciudad un paraiso. El paisaje es espectacular y la vida muy relajada. Hay mucho ambiente por el festival de colores que hay en esta epoca, bailes por las calles con trajes regionales y muchos puestos en las calles. Dedicamos el dia a pasear y ver los alrededores, por la tarde fuimos a hablar con Sunil, un joven que regenta un hotel donde se quedo Guille y que nos recomendo. Contratamos un paquete que incluye una ruta de trekking durante dos dias con noche en un poblado y acompanados por un sherpa, un Safari de 3 dias y dos noches en el parque natural de Chitwan, bus hasta Kathmandu y dos noches de hotel.

Decidimos prolongar nuestra estancia en Pokhara pues asi tendriamos tiempo de hacer el trekking que era nuestra idea. Despues de ducharnos salimos a cenar y tomar algo, lo unico malo... que los bares cierran a las 23:00h, asi que no hubo tiempo para mas.


Dia 6 – Nepal (Pokhara): Al fin la paz

Primera fase completada hasta la frontera en Sunauli, sin duda un viaje corto pero duro, el autobus estaba a tope y el espacio era reducido. Eso sumado a que nos levantamos a las 5 y media de la manana provocaba un dolor terrible en mi cuerpo.

Un vez llegamos a la frontera tuvimos que arreglar el papeleo para el visado de Nepal, puro tramite. El autobus salia a las 13:00h y nos dimos prisa porque si lo perdiamos tendriamos que esperar 4 horas para coger uno nocturno. Llegamos por los pelos pero lo alcanzamos, nos hicimos con los asientos de atras y las primeras dos horas las pase durmiendo. Cuando me desperte Kike no dormia, le pregunte que pasaba y dijo que el conductor nos iba a matar por como conducia, en la siguiente parada entro derrapando, una pasada.

Miraba el paisaje y ya diferia con respecto a la India, mas vegetacion y montanas se veian a lo lejos. No mucho mas tarde empezamos a subir, Como era posible que el autobus tardara 8 horas en cubrir una distancia de 234 kilometros? Esa era la respuesta, durante la subida no creo que pasaramos de 30 o 40 km/hora, y encima paraba mas que el tren de Campanillas. En el carril contrario, un autobus se habia averiado en la cuesta, su conductor se encontraba sentado en un cojin con el motor desarmado arreglandolo, me pregunto si lo conseguiria antes de que cayera la noche.

El viaje se hizo eterno, entraba gente y teniamos que ocupar solo un sitio, entonces las piernas dolian, y no podia estirarlas hasta que de nuevo los sitios de al lado se quedaban libres. Llegamos a Pokhara a eso de las 21:30h, todo el dia viajando espero que mereciera la pena, de momento la gente no se te acercaba tanto como en la India. Era de noche y no se veia mucho, pero parecia que al fin encontrariamos algo de paz.


Dia 5 – India (Varanesi): Ciudad Sagrada

Nunca pense que me veria a las 5 de la manana subido en una barca, y mucho menos por las aguas del rio Ganges, pero sin duda es una experiencia unica para quienes visiten India. Ver el amanecer mirando los gahts y como su gente se banan en el rio para purificar su cuerpo es una experiencia inolvidable. Compramos unas velas a unas ninas antes de zarpar que deberiamos arrojar al rio una vez nos adentrasemos en sus aguas, dicen que asi tendras buen kharma, y es justo lo que necesito.

El guia que venia con nosotros nos iba contando lo que significaban cada uno de los gahts, nos hablaba sobre los dioses y como la gente va a Varanasi para morir, de esa forma si tienen buen kharma alcanzaran el Nirvana. Era increible estar ahi, con Kike y David, en la que sin duda ha sido la ciudad mas impactante hasta el momento.

Llegamos al crematorio principal, lugar donde incineran a los muertos, esta dividido en varios niveles donde preparan los fuegos al aire libre para poner sobre ellos el cuerpo envuelto en una sabana. Los niveles dependen de la casta del difunto, el nivel mas bajo junto a la orilla del rio es para la casta mas baja (los shudrás, que son siervos y obreros) y los niveles superiores son para vaishias (comerciantes, artesanos y agroganaderos), chatrías (clase política-militar) y brāhmanes (sacerdotes, maestros, academicos). Se dice que quien ha tenido una buena vida con buen kharma se reencarnara en un ser de casta superior.

David que siempre quiere llegar hasta el fondo para conocer de cerca la cultura propuso al guia bajar de la barca para ver a pie el crematorio. Al pisar tierra, un guia llamado Sunil se ofrecio ha ensenarnoslo indicando que trabajaba en el lugar, que su mision era mostrarlo a la gente a cambio de madera para los cuerpos de las personas que morian en el hospicio junto al crematorio. Mientras caminabamos entre los fuegos, en los que de momento no habian cuerpos, nos contaba infinidad de cosas, decia que a los bebes, embarazadas y leprosos nos los incineran, los lian en la sabana y los arrojan al rio, tambien a los animales. De hecho, de vuelta en la barca vimos una vaca y una cabra flotando en el agua, la misma agua donde la gente se banaba, lavaba sus dientes y hacia gargaras. Sunil nos dijo que volvieramos a las 12 para ver algunos de los cuerpos en el creamatorio, asi que volvimos al hotel para hacer el check out y llevar las mochilas al hotel de David.

Cuando llegamos al hotel de David, este se encontraba dormido, algo le habia sentado mal y no se sentia bien, por eso Kike y yo caminamos por los gahts hasta el crematorio. Aprovechamos por el camino para hacer algunas fotos y regalar a los ninos lapices de colores, pues estos les encantan y habiamos comprado algunas cajas en Espana.

Cuando llegamos de nuevo al crematorio la cosa habia cambiado, Sunil que nos estaba esperando vino y nos introdujo en el lugar. Ahora habia cuerpos que ya ardian y otros que esperaban a ser depositados en la hoguera, podia respirarse el olor a muerte y las familias se agrupaban junto al fuego. Las mujeres no pueden acudir a este acto pues si lloran corrompen el alma del difunto y este no alcanza el Nirvana. Era increible, estaba viendo a 1 metro de distancia el cuerpo de una persona ardiendo y no afectaba, debe ser el lugar, lo sagrado del asunto lo que lo hace tan natural.

El paseo de vuelta transcurrio tranquilo, hacia sol y disfrutamos del momento, paramos para comprar algunas cosas y postales y volvimos para ver como se encontraba David. El grandullon habia mejorado, asi que fuimos a almorzar y nos despedimos de el, proximo destino Pokhara: 6 horas de tren hasta Gorakpur, 3 horas en bus hasta Sunauli y 8 de autobus nos esperaban.


Dia 4 – India (Varanesi): Viaje en tren

Me desperte sobre las 12:00h sin saber donde estaba, habiamos pasado toda la noche en el tren y finalmente nos dieron cama sobre las 5:30h, asi que no pudimos descansar mucho. En la cama de al lado David tambien se despertaba y me preguntaba la hora, le conteste entre dormido y levante la persiana. Hacia sol y el paisaje diferia del anterior, habia mas verde y la vegetacion era distinta.

Segun las cuentas deberiamos llegar de un momento a otro pero no iba a ser asi, una vez nos levantamos y organizamos el compartimento, dos hermanos llamados Sachin y Shruti se sentaron con nosotros despues de decirle que eramos espanoles porque les encantaba el futbol, conocian los jugadores del Real Madrid que era su equipo favorito. Segun nos dijeron faltaban dos horas para llegar, asi que estuvimos charlando durante el resto del viaje.

Llegamos a Varanasi y de nuevo muchisima gente en la estacion, durmiendo en el suelo, de un lado a otro... Cogimos un toctoc para ir al hotel, David vino con nosotros aunque finalmente se fue a otro. Me gustaba la zona, se encontraba en un laberinto de callejuelas con tiendas de ropa y pequenas cafeterias. Al pasar por una tienda de musica me quede paralizado, me limite a escuchar la musica que sonaba y mirar a mi alrededor, es como si no asimilara donde me encontraba. La mezcla de esa musica, la gente que caminaba por las calles, ninos que corrian descalzos, el olor que se respiraba... cerre los ojos y agudice los sentidos para captar todas esas sensaciones, sin duda fue un momento magico.

El hotel no estaba mal, eso si, el agua caliente no funcionaba y la electricidad iba y venia, algo que ya habia leido en la guia que suele pasar cuando no hay monzones, y para lo que ibamos a estar ahi tampoco era gran cosa. Fuimos a comprar los billetes para el dia siguiente, pues nuestro proximo destino era Pokhara, un largo viaje sin duda, asi que fuimos para descansar y levantarnos temprano el proximo dia.


Dia 3 – India (Agra): Taj Mahal

No resulta facil viajar en la India, por ahora es la impresion que tengo. Supuestamente nos iban a recoger a las 6:00h en el hotel para salir rumbo a Agra, ciudad del Taj Mahal.

Tuvismo problemas con el autobus y acabamos en uno que tardo 6 horas en lugar de 4 y que llego a las 14:00h. No puedo decir que no mereciera la pena, despues de otra hora en cola para entrar, cruzar el arco y ver esa majestuosa obra no tiene precio.

Jamas he visto una edificacion semejante, toda de marmol blanco rodeada por jardines y fuentes, hacen del lugar algo unico en el mundo, una de las 7 maravillas.

El Taj Mahal fue construido por el emperador musulman Shah Jahan en honor a su mujer, que murio al dar a luz a su vigesimo cuarto hijo. Se dice que quiso construir una replica de color negro al otro lado del Ganges para que fuese enterrado al morir, pero su hijo le abdico del trono y le encerro en la Fortaleza de Agra por considerarlo un acto ostentoso.

Cuando cayo la noche una espesa niebla lo cubrio todo, la imagen al marcharnos del Taj Mahal ponia los pelos de punta, era como ver un barco fantasma emergiendo de la nada.

Fuimos a recoger las mochilas al Yash Cafe, 50 rupias por guardarlas durante la visita al Taj Mahal, perfecto para aquellos viajeros que no desean pernoctar en Agra. Llegamos a la estacion con tiempo para no perder el tren, pero para nuestra sorpresa este fue cancelado porque habia una manifestacion en las vias.

Cogimos un toctoc hacia otra estacion desde la que salia otro tren que iba a Vanarasi, asi que intentamos sin exito cambiar el billete para coger este. Tuvimos que sacar otro y esperar de nuevo. Enla estacion conocimos a David, un tio bastante enrollao de la Republica Checa que habla espanol de lujo.

Nuestro tren llego y entramos, la primera impresion fue bastante chocante, literas por todas partes, vagones muy antiguos, mal olor y gente durmiendo por los pasillos. Parecia un tren Nazi que se dirigia a un campo de concentracion, nos acoplamos como pudimos y el revisor nos dijo que teniamos que esperar a las 4 para tener una cama.

INCREDIBLE INDIA


Dia 2 – India (Delhi): Cambio de Chip

Como habiamos hablado quedamos con el chico que nos iba a ensenar la ciudad en la puerta del Hotel. Pepe le llamabamos porque su nombre era imposible de pronunciar. Nos montamos en un toctoc que decia que era de su tio y fuimos a sacar los billetes para Agra ya que era nuestro proximo destino. En Agra es donde se encuentra el Taj Mahal y que manana visitaremos.

Mientras el tio de Pepe conducia iba sacando algunas fotos y videos de como se abria paso entre los coches. Es increible la habilidad que demuestran y aunque al principio puede llegar a dar miedo luego resulta divertido. Conforme pasan las horas aqui te das cuenta que hay que cambiar el chip, todo lo que pone en las guias no te sirve cuando llegas y ves la forma como funcionan las cosas. Hay que armarse de paciencia ya que todo lleva mucho tiempo y cuando preguntas o quieres comprar algo intentan venderte siempre algo mas. Fuimos a lo que era la oficina de turismo para comprar los billetes y tardamos 4 horas en total, preguntan donde vas, cuanto tiempo estaras, a que sitios quieres ir... yo solo queria comprar los billetes a Agra y Vanarasi porque no me gusta reservar las cosas con tanta antelacion por si me gustan los sitios donde voy y quiero quedarme mas tiempo. Al final lo consegui...

Pepe que parecia de fiar y que hasta ahora nos lo habia demostrado, nos llevo a una calle donde nos ofrecio te, ahi empezo a comentarnos los sitios que ibamos a visitar en nuestro tour, yo le pregunte el precio para confirmar las 300 rupias que nos habia dicho el dia anterior, pero el anadio que eran por persona... Despues mientras degustabamos el te en el pequeno puesto del callejon nos dijo que no seria el personalmente quien vendria con nosotros y dijo que lo haria su hermano y que nos ensenaria los mismos sitios... Esto empezo a mosquearme y le dije que no iriamos con el, habiamos pasado demasiado tiempo discutiendo y esperando a los billetes y ahora Pepe empezaba a descolocar las cosas. Kike decia que o nos ibamos o le pegaba una paliza a Pepe porque este empezaba a ponerse agresivo al ver que ya no queriamos hacer el tour y que no cobraria nada. Al final le di 200 rupias por habernos acompanado y nos fuimos... En fin, son cosas que no entiendo, habiamos ofrecido al chico trabajo por un dia a cambio de 600 rupias y le ibamos a invitar a comer y de repente se ponia a decir que si iria el primo, que el tenia que ir al hospital... lo dicho, hay que armarse de paciencia y respirar.

El resto del dia transcurrio tranquilo, fuimos de toctoc en toctoc recorriendo la ciudad y visitando los lugares de interes, incluido el museo de Gandhi, el lugar donde quemaron su cuerpo, el Fuerte Rojo o la Jama Masjid (la mezquita mas grande de la India). Mientras ibamos de sitio a sitio nos metiamos por calles donde eramos los unicos occidentales, calles pobladas de comercios con monos cruzando de lado a lado por los cables de electricidad. El trafico sobre las 16:00h era brutal, cruzar la calle suponia una odisea y sumado a que conducen por la izquierda se convertia en un peligro. La gente nos paraba por la calle y se hacia fotos con nosotros, nos preguntaban de donde eramos y siempre nos regalaban una sonrisa.

El conductor del ultimo toctoc Hani, era un tio bastante cachondo, el unico hasta ahora que no ha intentado vendernos algo o estafarnos. Se ponia los cascos y bailaba a la vez que conducia y nosotros detras le siguiamos el rollo mientras nos cantaba por el espejo retrovisor. Por cierto, un toctoc es una especie de moto con tres ruedas cubierta con un asiento para dos personas en la parte de atras y de color amarillo y verde.

Llegamos al hotel sobre las 19:30h despues de todo el dia en la calle, subimos a la terraza para comer algo y luego fuimos un rato a la habitacion para descansar. Yo me levante pero Kike se quedo durmiendo porque no podia con su alma. Es curiosa la diferencia despues de 24 horas en el pais, por un lado disminuye la sensacion de inseguridad y peligro, pero por otro aumenta la habilidad para percibir las intenciones de la gente.


Dia 1 - India (Delhi): Namaste

17 horas, 42 minutos y 7 segundos. Es el tiempo que tardamos desde que nos sentamos en el 1er. avion en Barajas hasta que por fin nos levantamos en Delhi. En teoria nuestro vuelo era a Mumbay, pero nos dijeron en el aeropuerto que habia sido cancelado y nos ofrecieron dos cosas, esperar en Riyadh durante 13 horas sin hotel por no tener visado para salir del aeropuerto o cambiar nuestra ruta. Delhi me parecio mejor opcion, ya que nuestra idea era coger un tren hasta Varanasi (ciudad sagrada) que tardaba 26 horas, asi que de esta forma no solo nos ahorrabamos la paliza de tren, sino que ahorrariamos dinero.

Al salir del aeropuerto la polucion cubria el cielo con una espesa capa, los escombros en las calles reflejaban la realidad de un pais en fase de desarrollo. Creo que nunca me he jugado tantas veces la vida en un coche sin que me pase nada, el conductor se abria hueco entre los coches como si condujera una scooter y nosotros detras nos reiamos de lo subrealista de la situacion.

Durante el trayecto pudimos ver algunos slums, chabolas en los que viven familias enteras. Ni las fabelas de Brasil, ni los suburbios en la poblada ciudad de Pukhet en Tailandia me impresionaron tanto como estas "casas" prefabricadas. Llegamos a nuestro hotel sobre las 14:00h, el Vivek Hotel, situado en la centrica calle Main Bazaar (20euros habitacion doble por dos noches). Dejamos nuestras cosas y dimos un paseo por los alrededores, uno de los chicos de la calle nos acompano y nos iba explicando sobre la zona y los sitios que debiamos visitar, le ofreci 10 rupias para que nos dejara porque empezaba a ser cansino, decia que tenia tiempo y que le gustaba practicar su ingles, yo sin embargo despues del viaje no me apetecia hablar tanto, sino disfrutar del paseo. Rechazo la oferta y le dije de encontrarnos manana a las 9:00h para que nos ensenara la ciudad en su toctoc, el chico agradecido me estrecho la mano y se despidio. Las calles son un revoleo de gente que van de un lado a otro y conducen motos y toctoc presionando el claxon continuamente. Una locura sin duda despues de casi 18 horas de viaje.

Regresamos al hotel para dormir una siesta y despues de una ducha con aguita fria fuimos a las tiendas colindantes donde nos hemos comprado ropa para pasar desapercibidos, de esta forma la gente no se acercara tanto para pedir dinero o intentar estafarnos. Tatran, el hijo de uno de los tenderos, nos llevo a su tienda situada en un callejon del getto. En el interior tenia telas y prendas de todos los colores y tallas que con gran entusiasmo nos mostraba, nos explicaba la calidad de unas y otras y empezamos a negociar. Una vez cerrado el trato, volvimos al hotel para cambiarnos. En la azotea hay un restaurante bastante bien ambientado y decorado donde hemos cenado al aire libre.

La primera impresion es la esperada, un pais bastante pobre donde la gente camina desprotegida, ninos en las calles totalmente desatendidos y olores que nunca antes habia experimentado. Dicen que la India cambia la vida de las personas, yo creo que quien viene aqui no puede volver siendo la misma persona.


Un año sin Navidad

El año pasado sobre estas fechas pensé que el 2010 sería mi año, tanto en lo personal como en lo profesional, que equivocado estaba. Sin duda ha sido el peor de los 10 últimos en todos los sentidos, más momentos malos que buenos, mas noticias malas que buenas, más experiencias malas que buenas.

Por eso este año no celebraré la Navidad, ni iré a Córdoba para reunirme con unas personas que sabiendo como he estado no se han preocupado lo más mínimo, no pienso ir a esa reunión de familia y poner buena cara en una hipócrita celebración en la que no creo lo más mínimo sabiendo que el resto del año no han sido merecedores de mi presencia.

Yo que soy ciudadano del mundo, que camino libre por los senderos de la experiencia in situ, marcharé lejos en busca de nuevas sensaciones, momentos para pensar, ver la realidad de un mundo donde no hay elección. Espero entonces adquirir nuevos valores, hallar la forma de perdonar lo imperdonable, ver las cosas de otra manera. De todos los viajes que he hecho este es el que más necesito, no solo por todo lo pasado durante este año, sino también para retomar el vínculo perdido con mi hermano. Necesito unas vacaciones conmigo mismo donde la única preocupación sea plantearme a que lugar dirigirme.

Si hay algo que no puedo reprocharle al 2010 es la gente que he conocido, buena gente joder, que me ha ayudado mucho y a la que tengo un grandísimo afecto. A todos ellos y cada una de las personas que ya dan sentido a mi vida os deseo unas felices fiestas, un maravilloso 2011 donde las penas se conviertan en alegrías, donde los problemas se resuelvan y den paso a un próspero año.

Yo desde la distancia, iré posteando cada paso que vaya dando, cada experiencia que vaya teniendo, siempre que me sea posible daré ráfagas con mi linterna para podáis verme en el cielo estrellado.

Un beso, Juan.


Viaje Reto: Málaga – Londres – Wroclaw – Düsseldorf - Málaga

Lunes 22/11/2010, 19:00h

Todo salió a pedir de boca, mi vuelo de Berlín no se retrasó y llegó puntual. Me tranquilicé cuando vi que salía en hora y que podría reunirme con Agu y Sergio como habíamos acordado. En cuanto aterricé agarré mi maleta de mano y busque la salida que me llevara al punto de encuentro. Vi a mi padre, Kai, Agu y Sergio que hablaban junto al coche. Después de saludarles saqué toda mi ropa de la maleta, metí la que había dejado preparada para el nuevo viaje y me cambié bajo la atónita mirada de la mujer del coche de al lado que esperaba a su marido.

Seguía pensando que hubiera pasado si mi vuelo hubiera llegado tarde o se hubiera cancelado…. Mejor no pensarlo, hubiera sido un caos, ellos tendrían que haberse ido a Londres y yo encontrar la manera de reunirme con ellos, pero todo salió bien.

Una vez pasamos el control de seguridad Agu y yo, pararon al Nativo, le examinaron la maleta y le tiraron su bote de desodorante, jajaja, “demasiado grande” dijo el seguridad.

El vuelo transcurrió tranquilo, <consejo>cogimos sitio en las alas que tienen más espacio para estirar las piernas</consejo>, ya que el espacio en los aviones de Ryanair es bastante reducido entre fila y fila de asientos. Yo me quedé dormido nada más subirme al avión, ni siquiera recuerdo el despegue, ya llevaba un vuelo de 3 horas y media a mis espaldas y necesitaba descansar antes de llegar a Londres.

Llegamos sobre las 23:00h a Londres (era una hora menos), pasamos aduana y fuimos directos a coger el tren que nos llevara a Londres desde Stanted. <consejo> A esa horas ya no hay revisores (por lo menos entre semana) por lo cual te ahorras 20 libras que cuesta el billete </consejo>.

No fue fácil llegar al albergue, era muy tarde y no me apaño muy bien con los autobuses nocturnos que no paran en todas las paradas, el metro estaba cerrado y los conductores no saben las cuatrocientas mil paradas que hay, por eso por más que preguntaba nos indicaban autobuses que cuando mirábamos las paradas no iban al sitio que queríamos. Por fin llegamos, no sin antes hacer una parada en Mc Donalds para comer un poco de basura, jejeje.

El albergue se llama Clink78, no está mal, de precio unos 13euros/noche/persona, las habitaciones son un poco tipo barracones pero está bastante bien para ser Inglaterra. El nivel del alojamiento en este país difiere mucho del nuestro, al menos en las categorías estándar. La simpatía de la recepcionista salió a relucir cuando le pregunte si el WIFI era gratis: ”absolutly not” me dijo, jajajaja. Eso sí, desayuno buffet incluido, que aunque no hay mucha variedad puedes comer todo lo que quieras, y eso viajando con Agu es un punto a favor.

Bueno, hora de dormir, mañana toca pateo por calles londinenses…

Martes 23/11/2010, 8:00h

Pusimos el despertador temprano, la idea era aprovechar todo lo posible la luz del día para ver todo lo que pudiésemos. Bajamos a desayunar antes de nada, la cocina ya estaba llena de gente que vertía cereales sobre los cuencos, preparaba sándwiches y degustaba café. Enseguida nos encontramos con unos gallegos que desayunaban en la mesa de al lado, intercambiamos algunas opiniones sobre Londres mientras terminábamos el desayuno e inmediatamente después nos pusimos en marcha.

Bajando la calle del hostal nos encontramos con el Támesis, río que atraviesa Londres y que cuenta con la presencia del Big Ben y los Parlamentos en una de sus orillas. Ese fue nuestro primer destino, es impresionante, jamás he visto un reloj tan grande… ahora comprendo como Willy Fog y Rigodon se colgaban de sus manecillas… hasta yo podría hacerlo!!! Hicimos unas fotos de rigor y nos fuimos caminando hasta el Buckingham Palace. Ahí tuvimos la suerte de encontrarnos con el cambio de guardia, cosa que no suele ocurrir porque es cada dos días y dura una hora o así. <consejo> Consultar los horarios antes de visitarlo, merece la pena ver el cambio de guardia </consejo>. Paseo hasta Hyde Park, bordeando un lateral hasta Speaker’s Corner. Recuerdo la primera vez que estuve ahí, le gente se sube a unos atriles para hablar de temas que están prohibidos hablar pisando suelo inglés. A alguien se le ocurrió la genial idea y ahora es muy común pasar por ahí y ver oradores y gente de distintos partidos políticos dando su discurso frente a gente que acude expresamente a escucharlos.

Por Oxford Street llegamos hasta Picadilly Circus, la plaza con los luminosos y la estatua de Eros. Allí aprovechamos para entrar en una tienda de deporte que hace esquina con Regent Street. <consejo> Si tienes pensado comprarte unas zapatillas de deporte o ropa deportiva debes ir ahí, los precios increíblemente baratos y todo primeras marcas </consejo>. A tan sólo 5 minutos a pie nos encontramos en China Town, un arco indica la entrada al barrio chino y por un momento piensas que ya no estás en Londres. Las calles están plagadas de restaurantes chinos con patos desollados colgado boca abajo en las cristaleras. Aprovechamos que estábamos ahí y nos metimos en un buffet libre para almorzar. <consejo> Antes de pagar asegúrate de mirar los platos del buffet, a veces no hay mucha variedad y en otros es mejor </consejo>.

Con el estómago lleno era hora de ir a Covent Garden, disfrutar de alguna actuación antes de ir al British Museum. Me encanta Covent, he visto gente increíble ahí, también orquestas de música clásica que ponían los pelos de punta a quienes paseaban por las galerías. Esta vez, no había mucho, nos quedamos viendo a un chico sobre un monociclo que intentaba zafarse de una camisa de fuerza, fue bastante divertido.

La siguiente parada fue el British Museum, visita obligada para mí cada vez que voy a Londres, las colecciones temporales y las permanentes con objetos únicos como la Roseta son dignas de ver. Una vez estaba el vestuario de los actores de Troya, incluyendo la armadura de Akiles… más de una se imaginaba a Brad Pitt metido en ella.

Se hacía de noche, el cansancio se hacía notar y al día siguiente salíamos temprano hacía Polonia.

No pude volver al albergue sin antes llevarles a ver Trafalgar Square con el National Museum, era de noche y las luces hacían un efecto único en el ambiente. Sacamos algunas fotos y cogimos el metro (Travel Card para todo el día 5 libras) hasta King Cross.

Miércoles 24/11/2010, 6:30h

Algo agarró mi pié… bueno alguien… era el Nativo y su forma de despertarme. De nuevo bajamos a desayunar y la cocina de nuevo llena, parecía que la gente siempre estaba desayunando. Antes de irnos hicimos el boquete correspondiente, seguro que han puesto la foto de Agu y Nativo en la puerta para negarle el acceso la próxima vez. Cogimos el bus hasta Liverpool Street para después coger el que nos llevaría de vuelta al aeropuerto de Stanted (9 libras/persona).

2 horitas nos separaban de Polonia y dos horitas de sueño que me pegué. Me desperté cuanto empezaba el descenso y en breve salimos al exterior del avión donde el frío me caló hasta los huesos. Bueno, pensaba que haría más frío, un poco más de ropa y listo. Cogimos el autobús hasta la ciudad como ponía en internet (0,60€), y tardó 45 minutos hasta que llegamos a nuestra parada.

El albergue estaba increíble, 8 euros/noche/persona con desayuno incluido, muy limpio y moderno, me sorprendió positivamente. Estaba distribuido en dos plantas, había un salón con televisión y sofás, y una cocina totalmente disponible para cocinar uno mismo. Nuestra habitación estaba en la planta superior, dormitorio mixto con 9 camas de las cuales solo estaban ocupadas dos cuando llegamos. No se podía pedir más.

Dejamos las maletas y nos tiramos a la calle, empezamos a patear la zona y me gustaba, hacía frío pero no me importaba. Llegamos a la plaza del mercado de Rynek, nuestro objetivo era encontrar una peluquería para que Agu se hiciera un pelao polaco, y un bar de salsa para que el Nativo pudiera bailar bachata.

Caminando sin rumbo encontramos una escuela de salsa, en la calle había unos altavoces que reproducción una conocida canción de Marc Anthony, Nativo se arranco y nos deleitó con unos de sus pasitos y sin dudarlo entramos. Preguntamos por algún bar donde poder bailar y nos indicaron un par de sitios, bailar salsa en Polonia, jajaja, nunca lo hubiera imaginado.

A continuación y siguiendo por la misma calle llegamos a la plaza T.Kosciuszki donde encontramos una peluquería y entramos a preguntar. A los 30 minutos salimos con Agu y su pelado a lo “Darek”.

Después de cenar fuimos a los Cubanitos para que Nativo cumpliera su sueño de bailar salsa en Polonia, jajaja. Se sorprendió al ver que el nivel estaba bastante alto y que había mucha gente que se prestaba a bailar. Después de esto fuimos a otro bar donde pasamos un rato antes de volver al albergue para descansar.

Jueves 25/11/2010, 9:30h

Como cada mañana una ducha antes de desayunar, teníamos todo el día por delante para pasear por la ciudad. Wroclaw no es una ciudad muy grande, es posible recorrerla a pie en un solo día. <consejo> Recomiendo a quién quiera ir a Polonia dedique una semana para visitar Varsovia, Cracovia y Wroclaw (Breslavia), es barato y merece realmente la pena </consejo>.

Recorrimos las calles de la ciudad visitando los puntos de interés que una chica polaca nos había marcado en el mapa. Pasamos por Catedrales, la Universidad, el Mercado de Invierno, el Museo Nacional y cuando llegó la hora de comer nos topamos por casualidad con el mejor de los sitios que podríamos imaginar. Parecía una iglesia por fuera pero había gente que entraba y salía con mucha frecuencia por lo que nos acercamos y abrimos la puerta.

Un mercado lleno de colores se refugiaba en el interior!!! A la derecha vimos gente local haciendo cola para pedir comida. Saque mi lista de comidas que nos habían recomendado, haciendo uso de mi improvisado polaco empecé a nombrarlas (Gokabwi, Zurek, Pierogi, Bigos, Gulasz, Kotlet, Schabowy, Mielony, Krokiet y Kazanki), no había de todo porque se había terminado pero así tendríamos una excusa para volver al día siguiente. Se empezaron a reír cuando pedí “sopas”, algo que la chica había apuntado en español y que en polaco no debe tener ningún significado. Comimos los tres por 10€, unos 7 platos de comida, gran cantidad de comida a buen precio.<consejo> El sitio se encuentre en Hala Targowa, en la Calle Piaskowa.</consejo>.

Salimos con el estómago lleno y seguimos caminando, el frío no impedía nuestras ganas de ver nuevos sitios y explorar la ciudad. Se hizo de noche y las calles quedaron sumidas en un oscuro silencio interrumpido por el paso de los coches. Llegamos al albergue, descansamos un rato y nos preparamos para salir. Nos habían dicho un par de sitios que estarían bien y fuimos a comprobarlo.

Viernes 26/11/2010, 8:30h

Ultimas horas en Polonia, realmente habíamos aprovechado el tiempo y habíamos visto prácticamente todo pero decidimos alquilar unas bicicletas y dar una última visual. Nos costó 4 euros cada una por dos horas, no eran gran cosa pero suficiente para dar una vuelta por la ciudad y comer de nuevo en el sitio del día anterior.

Fuimos por las zonas que no habíamos recorrido caminando, hacía sol aunque el frío te obligaba a ir bien abrigado. Buena idea la de alquilar las bicis, otra forma de ver la ciudad y hacer algo de deporte. Rodeamos la ciudad por completo hasta que llegamos de nuevo al mercado, ahí las dependientas nos recordaban y me saludaban como “sopas”, había una larga cola pero una de ellas dijo algo en polaco a la gente y me hizo pasar. Volvimos a hincharnos de comer, ahora solo faltaba probar los pasteles que nos habían recomendado, Sernik (tarta de queso) y Paczek (especie de donut).

Devolvimos las bicicletas y de vuelta al albergue para coger las maletas, la parada se encontraba a sólo 3 minutos a pie así que pronto estábamos en el autobús camino del aeropuerto. El vuelo transcurrió con normalidad, tan sólo 1 hora y 20 minutos nos separaba de Dusseldorf, tercer y último destino.

Al llegar preguntamos al conductor del autobús que iba a Düsseldorf y nos dijo que tenía que comer y que el bus salía dentro de 1 hora. Hicimos  tiempo y cuando volvimos había una cola enorme, demasiada gente para un solo autobús pensamos… y efectivamente, cuando fuimos a entrar solo quedaba dos plazas y éramos tres personas así que lo perdimos, por una sola plaza!!!. <consejo> Volar a Dusseldorf supone coger un autobús durante una hora pues el aeropuerto está en Weeze, así que debéis informaros bien antes sobre horarios e ir pronto para hacer cola, el precio son 14€ </consejo>.

El inconveniente del autobús nos hizo ir al pueblo de Weeze para coger el tren, hacía frío y la estación se encontraba completamente vacía. Sacamos los billetes y esperamos media hora hasta que llegó tren, durante el trayecto al Nativo se le ocurrió dibujar con el vaho un mapa en el cristal captando la atención de unas niñas que se sentaban en frente. Llegamos sobre las 23:00h a la estación de Düsseldorf, unas policías que fumaban un cigarro nos indicaron el camino hacia la calle donde se encontraba el apartamento. Después de saludar a Erik y Linda, bajamos a cenar un Kebab y de nuevo volvimos al piso para descansar. <consejo> Si vais a Dusseldorf y pensáis quedaros en un albergue, reservar con tiempo, no hay muchos y tampoco son baratos </consejo>.

Sábado 27/11/2010, 9:30h

De nuevo Nativo veía nevar, para mí no era tan divertido, sobre todo porque los pequeños copos se te meten en los ojos y resultan realmente incómodos. Como en cada ciudad nos tiramos a la calle para pasear, buscamos un sitio para desayunar que no nos resultó nada fácil encontrar, hubiera pagado por unos churritos con chocolate pero no había. Intentamos alquilar unas bicis pero no nos fue posible y continuamos caminando.

Nos dirigimos al casco antiguo de la ciudad donde las calles se encontraban decoradas por navidad, dimos un paseo junto a Rihn, donde aprovechamos para sacar unas fotos, para después beber Glühwein en el típico mercado navideño. Yo ya lo había probado y no me gustaba pero hice de tripa corazón para hacerlo de nuevo y que Agu y Nativo también lo hicieran. A ellos tampoco les gustó eso de tomarse lo que sería un riojita pasado por el microondas.

Nos reunimos con mis amigos para ir a comer, de nuevo en el mercado de navidad paramos a comer las típicas Currywurst, salchichas alemanas con Curryketchup, parece que a Agu y Nativo les gustó más que el Glühwein. Llevamos al hijo de Meike al tiovivo donde se lo pasó en grande. Aunque hacía mucho frío no parecía afectarle, se movía de un lado a otro en el pequeño barco como si estuviera navegando. Una vez nos despedimos, fuimos de vuelta al apartamento para descansar, era la última noche y había que salir.

El primero de los bares estaba bastante bien, la entrada parecía como si fuera un sitio pequeño pero una vez dentro era bastante amplio, tenía varias salas y la música estaba muy bien. Ahí estuvimos con Erik y Sebastian y más tarde decidimos cambiar de sitio. Fuimos a una discoteca donde no nos dejaron entrar, jejeje, había que estar en una lista y no estábamos. Cerca de ahí había una discoteca llamada Monkey’s Club donde estuvimos otro buen rato, el sitio no estaba tan bien como el primero y era bastante caro así que después de un par de horas cogimos el U-bahn para volver a casa.

Domingo 28/11/2010, 10:00h

No había tiempo para más, Erik y Linda llegaron para desayunar y nos invitaron a un bizcocho típico que degustamos junto con zumo fresco. Hablamos un rato y nos despedimos, una vez en la calle caminamos hacia la parada del autobús que nos llevaría hasta el aeropuerto de Weeze, si, si, ese autobús que habíamos perdido en la ida y que ahora nos aseguramos de no perder.

Pase casi todo el trayecto dormido hasta que llegamos, salimos con las maletas y nos dirigimos directamente hacía la puerta de embarque pasando los controles de seguridad. Un policía me metió en una sala donde analizó mi portátil en busca de algo, quizás busca curryketchup pensé.

Finalmente entramos en el avión, nos hubiera gustado seguir viajando, ir a otro país y recorrer otra ciudad sin ninguna otra preocupación que encontrar un sitio para comer, pero llegamos a Málaga, 17ºC… Tampoco vamos a quejarnos, no!!!!???

******* Hmmm… no voy a mentir y decir que hemos cumplido el reto de gastar tan sólo 250€ en total, pero sí que lo podíamos haber hecho si no hubiéramos salido por la noche los dos días que lo hemos hecho. Aún así hemos gastado 50€ más del presupuesto que teníamos y es que claro, viajas con colegas y la verdad que apetece darse una vueltecita ;)

Resultado: 7 días, 3 países = 300€ (Todo incluido)

Cursos de inglés en Londres

Cursos de alemán en Düsseldorf


Mi 1er. Triatlón

Gran día mañana!!! Mi 1er. triatlón, cortito pero intenso :) 300m a nado, 10km en bici y 2km carrera pie. Mi único temor la rodilla, que me ha estado fastidiando estas últimas semanas pero que ahora está perdonando.

No voy a decir que no estoy nervioso, pues lo estoy y mucho, me estoy preparando una tila antes de dormir porque sino me pasaré toda la noche comiendo techo. No me ponía nervioso en los partidos de fútbol, era algo que controlaba, que había hecho durante toda mi vida pero esto es distinto. Es nuevo para mí, hay un reglamento y no sé como reaccionará mi cuerpo antes el cambio de modalidades, es lo que me pone nervioso. Sé que cuando esté ahí mañana, calentando, a punto de salir todo será distinto, sacaré mi espíritu competidor y lo daré todo, los nervios se disiparán para dejar paso a estos meses de entrenamiento que están deseando ponerse a prueba. Sé que mamá estará arriba para animarme, siempre lo hace.

** Gracias Pedro Fernández y Manolo Camacho por entrenarme, Prima y Nieves por motivarme, gracias a todos los que me apoyáis y animáis para cumplir este sueño.