Locura

Pues el domingo me levante temprano como otros tantos días y bajé a desayunar. Al sacar al perro vi que el día era propio para salir en bici, estaba nublado, no hacía viento y tampoco calor. Me vestí, cogí la bici y salgo… una vez en la calle empiezo a calentar y poner el cuenta en marcha. Hasta donde voy hoy pensé…. bueno, voy a Torrox-Costa y esta tarde me pego una carrerita a pie.

Empiezo, comienzo bajando la cuesta que me lleva a la N-340 por la costa dirección Torre del Mar. Que gusto salir un día nublado y mirar al mar, ir junto al mar me relaja porque miro al fondo y solo veo el horizonte, sin obstáculos, tal y como debería ser todo pienso… Llego a Torre del Mar y atravieso el pueblo, la gente cruza para entrar en la iglesia, unos niños juegan en la plaza mientras sus padres conversan, típico domingo.

Me acerco a Torrox-Costa y mis piernas van frescas, cada vez sienta mejor esto de salir con la bici, cada vez noto menos el cansancio y el dolor del asiento, supongo que me voy acostumbrando. El trayecto hasta mi objetivo trascurrió rápido, escuchando música y sumido en pensamientos. Y por qué volver ahora? Por qué no seguir un poco más y pasar Nerja? Ya llegué a Nerja mi primer día, y ahora podría superarme, no se trata de eso? De ir superando poco a poco lo conseguido anteriormente?

Continuo hasta Nerja y paso Maro, recuerdo haber pasado con mi moto por estas carreteras, hay pendientes muy largas y pendientes. La más grande esta cerca y me preparo para la bajada, miro hacia delante y parece una montaña rusa. En el descenso alcanzo los 61Km/h y pienso, esto lo tendré que subir luego, jejeje.

Llego a la Herradura y luego Salobreña, me vuelvo? Continuo, me como una de las barritas energéticas y me hidrato lo suficiente para poder continuar. Se me van acabando los pensamientos y música me queda para rato. Llevo casi dos horas y ya veo que se acerca el momento de dar la vuelta, me pongo como metas llegar a Almuñecar y una vez ahí volver a casa. Casi no me queda agua, el sol empieza a salir y la calor da sus primeros avisos. No sé que es lo que me hacía seguir, llegar un punto y continuar, si eran mis ganas de superarme o el hecho de estar lejos de mi hogar. El caso es que pase de Almuñecar, una vez ahí vi el momento de dar la vuelta, rellenar el botellín y hacerme una foto en el sitio al que llegué (Motril).

La vuelta empezó como terminó la ida, con la única diferencia de que ahora restaban los kilómetros para llegar a casa. Me fumo la segunda barrita energética y me quedo igual, estas barritas darán energía pero el hambre no me lo quitan. Empiezo a subir lo que antes había bajado y a bajar lo que antes había subido, y de repente ponienteeee!!! Se levanta viento a la altura de Almuñecar, Dios!!! No paso de 21Km/h, no puedo tirar más, el viento da de cara lo suficientemente como para notar el cansancio en mis piernas.

Las horas encima de la bici se notan y el viento las multiplican, tanto que en más de una subida me cuestiono el bajarme y abandonar, quedarme tumbado y esperar a que alguien me recoja. Ese pensamiento solo dura unos segundos hasta que cojo aire y continuo, aprieto las piernas y tiro, subo cuestas, las bajo y me recupero, y así hasta llegar a Nerja. La última pendiente que era la que más temía la corono y me enorgullezco al no haber tirado la toalla, el haber seguido y subido la última cuesta a pesar de llevar 5 horas en bici.

El resto del recorrido lo afronté como un trámite después de lo pasado, pensando en una hamburguesa de McDonals y un helado de Spaguetti.

Resultado total:

· Distancia recorrida: 150Km.
· Tiempo: 6 horas y 10 minutos.
· Velocidad media: 25Km/h.
· Media de pulsaciones: 142ppm.
· KCal quemadas: 5842.


Noche de tormenta

Tormenta de pensamientos que me desvelan en la noche, sudores fríos recorren mi cuerpo de principio a fin no me dejan dormir. Mi cama es mi barco que se encuentra a la deriva, ¿dónde está mi ángel de la guarda? la barca que me remolque a la orilla.

El techo en mi habitación se convierte en un cielo nublado donde mi única luz son los rayos, navego solo y mi brújula está rota. La tormenta azota más fuerte, intento zafarme y dormirme de nuevo, no puedo… la madera en mi barco cruje y de repente cede, me sumerjo en el agua con forma de sábanas y me aferro a lo que puedo.

Las horas pasan y no duermo, la tormenta se intensifica y el cansancio se apodera de mí. Pensamientos traspasan mi mente de lado a lado como la lluvia, dejando a su paso gotas de tristeza, la tormenta no cesa.

Me sumerjo de nuevo, mi cuerpo se rinde, no pude dormir, una noche en vela…


Mi primer reto conseguido ;)

Pfffff, que bien me ha sentado conseguir mi primer reto desde que empecé con esto del blog. Llevaba ya varios días queriendo coger la bici para empezar a prepararme mi segundo reto que os anunciaré en breve. Bueno, pues gracias a mi amigo Manolo he podido conseguir este, que era coger una bicicleta de carretera por primera vez en mi vida e ir a Nerja desde mi casa y volver si bajarme de ella.

Pues eso, salgo to preparao, pulsómetro, música, cuentakilómetro, cámaras de repuesto, botellines de agua…. espera, los botellines de agua, bien, me los dejo en casa de Manolo, solución: dos botellas pequeñas de agua marca la Fuensanta (como mi abuela) metías en los bolsillos traseros del maillot. Bueno, hasta ahí vale, salimos… espera, los pedales, estos pedales como se encajan, pues digo yo que será como los esquís que metes la punta y luego aprietas el talón, premio! A ver si puedo salir ya, vale, ahora sí. Encaro la cuesta y palante. Miro y veo que el cuentakilómetro no funciona bien, ni la velocidad ni la distancia pero no me preocupa, ni siquiera se cuantos kilómetros me separan de Nerja. Empiezo a rodar y bien, la bici va perfect y la brisa del mar en la cara me refresca, me pregunto si esa brisa/viento que ahora me refresca no me dará de cara a la vuelta… bueno, prefiero no preocuparme por eso ahora que no llevo ni un kilómetro. Sigo, y paso Benajarafe, justo al final del pueblo son los 5 kilómetros que marqué el otro día para entrenar la carrera a pie.

Ahora hay una recta hasta Valle-Niza con un repecho y bajo hasta Torre del Mar, todo recto prácticamente. Me adentro en el pueblo, voy bien, no estoy cansado y casi no he bebido agua, prefiero reservarme para cuando la necesite, no se cuanto me queda para llegar. La cosa es que tampoco había carteles que te dijeran cuanto quedaba, pero después de ver cuanto he hecho creo que ha sido mejor así.

Paso Torre del Mar, me cruzo con mucha gente en bici que me saludan, yo les saludo por educación, pero es mi primer día así que no me conocéis. Ahora un par de pueblos pequeños y luego Torrox, si, ya veo el Faro, inconfundible por las veces que he veraneado con mis padres ahí cuando era pequeño y la alegría que me llevaba cuando lo veía símbolo de que habíamos llegado después de más de 3 horas de viaje en aquel entonces.
Ver mapa más grande

Torrox lo paso pronto, aceleró porque me había puesto como meta dedicar una hora para la ida e intentar llegar a Nerja, me quedaban escasamente 15 minutos y quedaba un trecho. Más ciclistas con los que me cruzo, y ahora toca subida, no recordaba esa parte, claro que de pequeño iba en coche. Pues ya veo el pueblo y me quedan 5 minutos, me da que ni de coña llego. Me levanto, agacho la cabeza y a saco, estiro las patas lo mas que puedo y no paro, miro el reloj y marca 59 minutos… y cuando creo que no me daba tiempo veo el cartel de Nerja, paso y miro el reloj: 59 minutos 57 segundos, jajaja, ni de coña, no me lo podría creer, levanto los brazos como si hubiera ganado la guerra, la banda sonora de Troya en mi mp3 y yo saludando al publico mientras hago la rotonda que me lleva de nuevo a casa.

Aquello que pensé al principio de la brisa que me daba en la cara, pues si, ahora venía de frente, y después de una hora ya no era lo mismo, me costaría el doble. Para evitar tentaciones de coger el Portillo no me llevé dinero, jajaja, así tenía que volver en bici si o si, y sobre todo no bajarme de ella. El resto del camino más de lo mismo sentido inverso, me cruzo con ciclistas, adelanto a otros y hacia Chilches.

Resultado total
Distancia recorrida: 63,4 Kilómetros.
Duración: 2 horas 9 minutos y 49 segundos.
Pulsaciones medias por minuto: 161
Kcal Totales quemadas: 2091.